Manteca de Karité

Nuestra manteca de Karité pura es la más concentrada y natural que puedas comprar para darle usos en cosmética. Es un producto ecológico sin refinar que está libre de tóxicos como parabenos o siliconas. Al presentar el mayor grado de pureza se puede aplicar directamente sobre la piel, los labios, la cara o el pelo.

Tenemos una amplia variedad de formatos de esta preciada Manteca, que vienen enriquecidos con aceites puros ecológicos. Esta combinación de extractos potencia los efectos y beneficios de la Manteca de Karité. Según el tipo de problema que quieras tratar, puedes escoger una manteca pura sin refinar de Karité, o una con otro ingrediente natural.

Propiedades y Beneficios del Karité

El Karité ha sido usado durante siglos, principalmente en África por las grandes propiedades y beneficios que aporta a los tejidos y el cabello. Este extracto natural es altamente nutritivo, hidratante, emoliente, regenerante, antiinflamatorio, calmante, antimicrobiano y antiarrugas. Actúa reequilibrando los tejidos, devolviendo la elasticidad y calmando la piel, además de captar y mantener la hidratación natural

Es uno de los principios activos que más propiedades curativas y regenerativas brinda para tratar todo tipo de problemas como cicatrices, arrugas, sequedad, dolor, inflación, etc. Puede ser usado para tratar moretones, golpes, picaduras de insectos, quemaduras y el alivio de dolores por artritis y reuma. 

Karité Para el Pelo y Para la Cara

Una de las propiedades más importantes para la cara de este extracto natural es el aporte de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. El karité contiene de forma natural ácido palmítico y oleico, además de vitaminas A, C, D, E y F. Esta maravillosa combinación nutritiva aporta una acción antiedad perfecta, estimulando el colágeno natural y eliminando las arrugas.

Tiene una capacidad absoluta para frenar el envejecimiento de la piel ya que actúa sobre las encimas que degradan los tejidos cutáneos. Además por su acción calmante y antiflamatoria así como su habilidad para hidratar, es ideal para las pieles secas, sensibles, enrojecidas, irritadas o que se descaman.

Los mismo efectos se aplican si se usa el Karité para el pelo, sobre todo en los casos de cabello seco, dañado, maltratado, rebelde o débil. Si coges un poco de manteca y dejas que se funda en tus manos, luego lo puedes aplicar a modo de mascarilla capilar. Revitaliza intensamente la fibra capilar devolviendo elasticidad y brillo naturales.

¿Qué es la Manteca de Karité?

Si te preguntas qué es este exclusivo extracto, te lo contamos en pocas palabras para que sepas de dónde viene. El famoso y tan codiciado Karité es una manteca que se obtiene de un árbol salvaje originario de la sabana subsahariana. Este ingrediente natural usado por sus propiedades cosméticas se extrae de las nueces de estos árboles.

Durante siglos ha sido considerada como el "oro de las mujeres" y hoy en día se busca comprar esta manteca en su forma más pura y natural. Es muy sensible al calor, de modo que solo entrando en contacto con la piel se funde rápidamente penetrando en las capas más profundas donde libera todo su poder curativo.

Manteca de Karité